¿Problemas con tus dientes? El uso de los brackets puede salvar la vida y estética dental de cualquier persona, ya que brinda la excusa perfecta para tener brackets bellos, sanos y perfectos.

El uso de los brackets puede ayudar con problemas de masticación, de mandíbula, pérdida de dientes, problema de habla, enfermedades de encías o caries.

Tipo de brackets


Brackets metálicos

Son el modelo más conocido y popular, ya que el resultado es rápido y efectivo. Se utiliza en casos donde los dientes están muy torcidos o afectados como problemas de torcedura, mala mordedura, dientes salidos o para cerrar espacios. Puede causar daños en los dientes.


Brackets estéticos

Son modelos más modernos y en los últimos años se han convertido en el tratamiento más utilizado, ya que no se ven a simple vista. Con este tipo de modelo se evita el desgaste dental, incrementa la autoestima y confianza. Además que brinda eficacia.


Brackets linguales

Es un sistema personalizado, no se necesitan aparatos complejos, sin embargo, el tiempo de tratamiento es más largo y costoso. Las ventajas de este tipo de tratamiento son: no se ven a simple vista, las visitas con el dentista no son constantes, son cómodos y no causa daño en los dientes.