Esta especialidad odontológica se encarga de atender las enfermedades que afectan las encías. Una de las principales razones que repercuten en esta parte de la boca se debe a la acumulación de sarro lo que favorece la aparición de placas de bacterias que se acumulan. Así se provoca una infección que destruye las encías y los tejidos alrededor de la boca. Cuando una inflamación no es atendida puede dañar el hueso y disolverlo provocando que el diente no se mantenga en su lugar.

Debido a que la enfermedad periodontal no es dolorosa, se puede tenerla sin saberlo. Algunos de los síntomas más comunes son: encías inflamadas, de color rojo brillante, sensibles al tacto, con sangrado, mal aliento, dientes flojos, dolor al masticar y dientes que parecen más largos de lo normal, entre otros.

La forma más leve de esta condición es la gingivitis que es la irritación e inflamación de la encía, la cual puede corregirse con tratamiento profesional y un buen cuidado bucal. Es importante destacar que hay diferentes tipos de periodontitis como la crónica, la progresiva y la periodontal necrotizante.

Realizar visitas periódicas a un consultorio dental es de suma importancia si se desea mantener vigilada la salud bucal y prevenir enfermedades periodontales. Por eso, te invitamos a agendar una cita en Odontología Integral Avanzada.  

Con información de Sanitas, Stanford Children´s Health y Clínica Mayo.